Nuestro bienestarNuestro hogar

Como establecer una rutina de organización por la mañana

Publicado el

Creo que una de las claves para un día productivo es tener un buen comienzo desde muy temprano. Cuando mis mañanas no son las ideales, me cuesta muchísimo volver a la rutina y seguir adelante con el día. Por eso, hoy te traigo éste post para ayudarte con tips para una rutina de organización por la mañana y aprovechar al máximo tu día.

rutina orden por la mañana

Como establecer una rutina de organización por la mañana

No siempre he tenido una rutina matutina organizada, pero si que debo reconocer que he sido siempre muy madrugadora, incluso, cuando era muy jovencita y salía hasta muy tarde. Pero desde que fui madre y siendo trabajadora, éste tema se volvió prioritario. No importa a qué hora me levante, siempre parecía estar luchando para salir de casa a tiempo. Hace un tiempo, finalmente me senté para idear un pequeño plan o rutina de organización y realmente, ha reducido mucho el caos matutino. Supongo que todo se reduce a ser intencional con todas las actividades que estaba haciendo por la mañana e identificar todas las cosas que me estaban frenando y robando tiempo. Definitivamente tomó algo tiempo establecer los hábitos con disciplina, pero al poco tiempo, aproximadamente un mes, realmente se convirtió en un hábito y fue mucho más fácil de seguir.

Como establecer una rutina de organización por la mañana

Dormir lo suficiente

Obviamente, será mucho más fácil levantarte por la mañana si regularmente duermes las 7-8 horas recomendadas de sueño por noche. Ir a la cama a tiempo siempre ha sido difícil para mí, y cuando fui mamá, ni te cuento, mi hija nunca durmió más de 3 horas seguidas hasta pasado los 2 años..así que imagínate. Y también me pasaba, que esas últimas horas en la noche parecían ser el único momento en que podía llegar a ponerme al día.

Cuando estoy demasiado cansada, dormir lo suficiente es uno de mis objetivos principales (¿será que me estoy haciendo mayor?)
Lo primero que siempre pasaba por mi cabeza cuando sonaba mi alarma era “Estoy muy cansada, no quiero levantarme”. Acto seguido, le daba al botón de repetición en 10 minutos y mientras tanto pensaba excusas que podría utilizar para no ir a trabajar. Ahora, trato de no volver a hacer sonar la alarma otra vez, y me concentro en pensar cosas positivas que quiero hacer durante el día en lugar de repetirme lo cansada que estoy. Esto puede parecerte extraño al principio, pero cambiar tu “voz interior” realmente puede hacer una gran diferencia en cómo te sientes. Puede tomarte un poco de tiempo antes de que notes el efecto, ¡así que sigue adelante y no tengas prisas!

Tiende tu cama.

Tal vez sea solo yo, pero hacer que mi cama, hace que las cosas parezcan mucho más organizadas (¡y también elimina la tentación de volver a tumbarse!). También me encanta la sensación en la noche de meterme en una cama bien hecha. Cuando me levanto por primera vez, suelo estirar las sábanas y el edredón, rocío con un combinación casera que suelo preparar con aceites esenciales, y ventilo un poco la habitación, mientras me preparo. Una vez que he terminado, hago la cama (solo te tomará un par de minutos) y hará que el dormitorio se vea mucho más ordenado.

Cuida de ti misma primero

¿Has visto que cuando subes a un avión, siempre te dicen que te pongas la máscara antes que a tus pequeños, durante la explicación de las pautas de seguridad en las aerolíneas? Bueno, lo mismo se aplica a tu rutina de la mañana.

Esto realmente ha hecho la mayor diferencia en mis rutinas de la mañana. Si es posible, levántate antes que tus hijos (o al menos antes de que te necesiten) y completa toda tu rutina de cuidado personal: bañarte, vestirte, peinarte, cepillarte los dientes, etc. Sé que ésto puede ser más difícil cuando tienes niños pequeños, y sí, en el caso de las madrugadoras, es posible que debas cambiar un pañal, o preparar un bocadillo o un juguete primero, pero trata de llegar a tu propia rutina de cuidado lo antes posible, y recuerda que siempre puedes pedir ayuda.

Crear un contenedor de cuidado personal

Pongo todos mis artículos de cuidado personal que uso regularmente (ya sea por la mañana o por la noche) en una cesta. Así, cuando me preparo por la mañana, puedo sacarlo rápidamente del mueble de baño y todo lo que necesito está ahí, sin tener que perder tiempo en buscar las cosas por separado. Me gusta ésto por varias razones. En primer lugar, prácticamente puedo ejecutar el piloto automático (que es muy necesario a primera hora de la mañana) y hacer todo lo que necesito hacer. ¡Incluso usar el hilo dental ahora que se donde está! Dos, me ayuda a mantenerme un poco más concentrada en términos de hacer las cosas sin distracciones. Y tres, es súper fácil de limpiar!

¿Cuánto tiempo te lleva prepararte?

En un día cualquiera, en el que no tengas prisas para salir de la casa, cronometra el tiempo para ver cuánto tiempo te lleva hacer todo lo que te gustaría lograr en una mañana típica.

De verdad, no es tontería. Yo misma subestimé mi tiempo en casi 20 minutos! Y eso ni siquiera incluye esos acontecimientos inesperados que siempre suelen aparecer. Una vez que sepas cuánto tiempo tardas en hacer todo lo que necesitas, puedes determinar qué tan realista es tu hora de levantarte. Ahora podrás ajustar tu reloj de alarma a una hora anterior o posterior, si así lo necesitas. También te recomiendo agregar otros 10 minutos, en caso de que ocurra algo (como un colacao derramado en la ropa que no esperabas).

Prepararte todo la noche anterior

Esto puede variar un poco dependiendo de que si tu eres una persona matutina o un búho nocturno, pero si te desempeñas mejor por la noche, trata de eliminar la mayor cantidad posible de esas pequeñas tareas: preparar almuerzos, empacar artículos necesarios para el día siguiente, para completar el papeleo del cole, etc. ¡Un poco de preparación ayuda muchísimo!
Si bien necesito acceder al ordenador para realizar tareas relacionadas con los blogs en la mañana, ahora me aseguro de estar completamente lista antes de comenzar (incluso habiendo revisando mi teléfono antes).

Escribe tu plan abajo

¡No puedo decirte la diferencia que representa escribir algo! Incluso si en realidad no te refieres a tu planificación diaria, escribirlo solo parece hacerlo más real. Escribo el mío en mi Calendar y en mi agenda, pero tu puedes escribirlo en cualquier lugar que te funcione. Anota TODO lo que es prioritario para ti: lo que debes hacer para ti, para prepararte para el día, lo que debes hacer por tus hijos y lo que debes hacer para la casa (puedes ver mi organización de menú semanal aquí). Es probable que haya días en los que no termines todo o que necesites cambiar las cosas por una razón u otra, pero para empezar, es un buen plan básico.

Se persistente y quédate con él

Como dije al principio del post, comenzar con una rutina de organización matutina me tomó un tiempo para acostumbrarme. Hubo muchas mañanas que presioné el botón de repetición de la alarma al menos tres veces antes de levantarme y más de unas pocas veces que cogí el móvil, para revisar  Instagram, no te lo voy a negar. PERO, después de ver cuánta más tranquila estaba cuando me ceñí al plan y como todo parecía fluir más organizado por la mañana, me di cuenta de que realmente ésto hizo las cosas más fáciles. Y cuando me descarrilo de la rutina de la mañana, siempre vuelvo a encaminarme.
¡Realmente es una sensación estupenda, haber podido acabar un montón de tareas a las 8:30 de la mañana! No lo dudes y busca tu propia rutina de organización.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.