Nuestro bienestar

Como sobrevivir al verano como madre emprendedora

Publicado el

Es Agosto. El verano y el calor están sobre nosotras de manera aplastante, los peques ya están en casa, aún quizá te quedan días para tomarte las vacaciones y para muchas de nosotras, éste es el momento de un año en el que parece que todo se derrumba y entonces la pregunta es: ¿Como sobrevivir al verano como madre emprendedora?

Como sobrevivir al verano como madre emprendedora

Nuestra rutina se agota y nuestras mejores intenciones se fueron ya hace tiempo quien sabe por donde.

Tenemos poca paciencia, ya estamos agotadas y con ganas de tirar la toalla, el Burnout está a punto de caramelo.

También es la época del año en la que todos los objetivos que establecimos a principios de año ya no se sienten tan relevantes como lo habíamos marcado en enero, y estamos tentadas de dejarlos ahí, fritos en una agenda, especialmente si las cosas se pusieron difíciles o estresantes.

Incluso podríamos estar comenzando a preguntarnos: ¿de verdad es necesario hacer todo ésto?

En realidad, hay un nombre para este fenómeno, y en inglés se le llama “the messy middle” o en la traducción al castellano sería lago así como “la mitad desordenada” o algo así, en realidad es el período en el medio de un proyecto donde la novedad y el entusiasmo se han desvanecido, y donde las barreras y los dolores de cabeza han comenzado a surgir.

¿Te suena ahora?

No importa qué es lo que estás tratando de crear o transformar, el mito de un viaje exitoso es que comienza con una idea, seguida de una tonelada de dificultad y luego un ascenso gradual y lineal hasta la línea de meta.

Pero ningún viaje extraordinario es lineal.

En realidad, el medio es extraordinariamente volátil: una secuencia continua de altibajos, llena de incertidumbre y lucha. Cada avance revela una nueva deficiencia.

Tu trabajo es soportar los mínimos y optimizar los máximos para lograr una pendiente positiva dentro de la fragilidad de esa “mitad desordenada”, de modo que, en promedio, cada punto bajo es menos bajo que el anterior, y cada nivel alto posterior es un poco más alto.

 

Esta parte del proyecto que no parece muy divertida, y donde luchamos con la sensación de agotamiento total, generalmente es la parte del proyecto en la que deseamos renunciar.

Créame, he estado allí. Más veces de las que quisiera contarte.

Y si te soy sincera, diría que probablemente estoy en una fase de “messy middle” en este momento. La tentación de arrojar la toalla es fuerte.

Pero aquí hay dos cosas que aprendí sobre “la mitad desordenada”:

-Primero, si lo dejamos, deja de ser el “messy middle o mitad desordenada” y en su lugar se convierte en el fin desordenado. Nadie quiere que sea asi.

-Y segundo, nuestros mayores avances casi siempre provienen de los fallos y errores que cometemos. Si podemos superar la frustración y salir airosas y con la experiencia de lo aprendido, estaremos listas para seguir. Pero entonces, ¿cómo avanzamos sin volvernos locas en el proceso?

Aquí te dejo algunas ideas que generalmente me funcionan a mi, y espero  que te sirvan a ti para sobrevivir al verano como madre emprendedora.

Como sobrevivir al verano como madre emprendedora

Tómate un merecido descanso

Un descanso no es dejar algo definitivamente. Es simplemente presionar el botón de pausa para que puedas volver renovada, con la cabeza despejada y más entusiasmo.

Todas necesitamos descansos regularmente, porque sin ellos nos distraemos y perdemos el foco. Comenzamos a dar vueltas sobre una idea y nos es imposible salir de ella, sintiéndonos aún más y más estresadas, cuando realmente lo mejor que podríamos hacer es alejarnos por un momento, y solo recargar energías.

Así que asegúrate de darte el descanso nocesario este verano. Tómte un día libre para ir de excursión o a la playa. Pasa el fin de semana leyendo una novela en el patio o jardín. Lleva a tus hijos al parque acuático.

¡¡Diviértete, disfruta!! Y deja de sentirte culpable cuando lo hagas: los descansos son buenos y muy necesarios para ti.

 

 

Reajusta

El “messy middle o mitad desordenada” es un buen momento para revisar tus objetivos y asegurarte de que todavía valen la pena, y para reajustar y hacer cambios en consecuencia a lo que ves hoy en tu proyecto.

Es posible (y totalmente normal) que algo que te parecía importante hace 6 meses ya no sea así, o que veas que está surjiendoa una nueva oportunidad. ¡Está bien! ¡Es normal!

El reajustar tu proyecto no es algo totalmente cerrado, es asegurarte de que la ruta en la que te encuentras sea la que aún necesitas transitar.

Tómate tu tiempo para ver tus grandes objetivos, pero también para hacer una descarga mental de todo lo que hay a la vista en éste momento. Saca esas ideas locas de tu cabeza y colócalas en un papel donde las puedas clasificar y ver claramente.

Prioriza

A partir de aquí, tendrás que priorizar. Si o sí.

Dale a cada elemento de tu lista un número en orden de importancia. Si todo es importante, nada lo es, y es por eso que debes obligar a tu cerebro a elegir lo más importante. La regla de 80/20 dice que el 20% de nuestros esfuerzos dará como resultado el 80% de nuestros resultados. Si puede comenzar con las cosas más importantes, te sentirás mucho mejor!

Agradece

Si el verano te está dejando ya por los suelos, piensa que no eres la única. Somos muchas las que nos sentimos de ésta manera.

Está bien que nos tomemos las cosas más “light”, en esta época del año, tomar más descansos y simplemente disfrutar realemnte de los días más largos, del  clima y sobre todo, de nuestra familia, sino ¿para qué tanto esfuerzo?

Da las gracias por poder disfrutar de todo ésto también, es parte de nuestro camino como mujeres y madres emprendedoras.

Robin Sharma señaló que “todo cambio es difícil al principio, desordenado en el medio, espléndido al final”.

En otras palabras, el medio desordenado es casi siempre así de desordenado.

A veces, el mejor enfoque es simplemente aceptar una temporada por lo que es, ¡y luego hacer lo mejor que puedas! Después de todo, una vez que sabes que el centro va a ser un desastre, y que es totalmente normal sentirse de esta manera, hace que pasarlo sea un poco más fácil.

Por lo tanto, mi desafío para ti esta semana, si estás pasando por tu propio “messy middle o mitad desordenada”, es buscar avanzar en ésta crisis. Y me dirás: ¿Cómo puedo avanzar y salir mejor parada?  Pues así: Tomate un descanso. Reajusta. Prioriza Y, sobre todo, ¡Agradece!

¡Feliz Verano!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.