Sobre mi

Detrás de Una Mamá Holística:

Hola! Soy Silvina!

Diseñadora, Terapeuta Holística, Mamá y una apasionada del bienestar, de disfrutar de mi casa y de los mios, y sobre todo de ayudar a las personas lo que tienen para dar al mundo. Estoy aquí para ayudarte a volver a disfrutar de tu casa y tu vida de manera feliz y desde tu propia esencia.

Si te apetece, aquí te cuento más sobre mi:

– Soy argentina de nacimiento, con parte de sangre italiana por mis venas y española de corazón, y por adopción.

– Desde que fui madre mi mundo cambió por completo, no es todo color de rosa, pero es maravilloso para mí.

– Tengo una Diplomatura en Diseño pero los últimos 10 años me he volcado a estudiar diferentes terapias del bienestar, como técnicas de PNL y Coaching e Inteligencia Emocional  desde una perspectiva holística, Arteterapia, Feng Shui, Aromaterapia, entre otras.

– Escribo en mi blog y colaboro en otros desde el año 2009, por lo que me encanta el mundo online y me considero un poco friki, a veces.

– En el 2011 monté la 1ª Ecotienda de la zona, con espacio de Yoga y Terapias Holísticas, cuando aún nadie sabía que era un producto ecológico, ni la chía o la quinoa!!

– Siempre fui una persona muy inquieta, de las que se apunta a 3 cursos a la vez…eso no ha cambiado mucho

– Como diseñadora  que soy, puedo perderme horas en tiendas de antigüedades, viendo objetos de decoración, o vintage, pero no me insistas en que vaya a un centro comercial en día de rebajas.

– Soy bastante soñadora, y también hiper positiva … pero también directa. Amante de los libros, los viajes,  las ideas creativas,  los DIY y sobre todo el bienestar femenino.

– Según mis conocidos, soy un poco “hierbas”, así que me las paso repartiendo infusiones o dando recetas naturales de lo que sea, porque siempre tengo un tip debajo de la manga.

– Me encanta la vida saludable y el aire libre, andar en bici y caminar por la playa con mi perrita Maggie , mi hija, Emma y mi pareja.

– Me encanta disfrutar de las cosas sencillas, desconectar dibujando, creando, leyendo, haciendo una receta natural,  o simplemente estar en silencio, un momento al día, y sólo para mí.

Bueno…pues ahora, que sabes más de mi..me gustaría saber algo de ti…¿Me escribes?

Mi vida normal

Siempre fui una persona totalmente independiente, creativa, curiosa y muy activa, sobre todo a nivel intelectual. Como buena  “creativa” el caos era mi mundo habitual.

Me he formado en diferentes cursos y carreras,  me dediqué muchos años al diseño y decoración, he tenido diferentes blogs (he comenzado en la blogsfera en el 2009) y hasta he montado mis propios emprendimientos, en el 2011 monté la 1ª ecotienda de la zona, donde a la vez que realizaba todo tipo de talleres relacionadas a las terapias naturales y holísticas.

En esos momentos surgía dentro mi la llama de la maternidad, pero tenía tantas pasiones y proyectos que me volqué al 100% en ellos.

El cambio

Hasta que llegó el en el momento más grande que se puede producir en la vida de una mujer, y no es levantarse y verse delgada y estupenda ; ) ..sino que es la famosa “maternidad”.

Quedé embarazada de mi preciosa hija, Emma, quien llegó robándome por completo la vida y el corazón.

Pero es algo curioso lo que sucede cuando nos convertimos en madres, es que de pronto todo cambia y es como si vivieras otra vida.

Siempre te la cuentan, y tú escuchas incrédula y piensas por dentro: “bueno, pero que exagerada…no será para tanto”…pero my friend…sí que lo es y sí que te cambia la vida para siempre, ésta experiencia es total y arrolladora, aunque el amor que recibimos es grande e indescriptible.

A ésto, debía sumarle, que ni mi pareja ni yo, tenemos a nadie de la familia que nos dé una mano (si, a nadie …el familiar más cercano está a 1100 km), así que de repente, de tener hobbies, proyectos y cursos por doquier, me quedé sin nada de eso y ni un solo minuto para mí, ni para mi casa… como siempre había hecho…sumado al hecho del ritmo que nos lleva ésta sociedad actual, un ritmo desenfrenado, dónde ya no hay tiempo ni lugar para mimarnos y nutrirnos a nosotras mismas…

Dejé todo, porque prioricé la maternidad, y el cuidado de mi hija, y ésto es algo precioso y de lo que jamás me arrepentiré y me siento muy orgullosa, pero también es muy duro y solitario.

El resultado

Y así fue que comencé a perder el control de mi casa, y por ende de mi misma.

De repente me paraba un momento y pensaba:  ¿Cómo es posible que me pase horas buscando “eso” que estoy segura que dejé “allí”? ¡He perdido otra vez la cita con el médico! ¡No encuentro la camiseta nueva que me he comprado!¿Cómo he llegado a ésto?

Mi casa y mi mente estaban sumidas en un caos. Más desorden exterior, lo mismo se reflejaba en mi interior.

A pesar de estar feliz como mamá, comencé a sentirme agotada, solitaria, frustrada y apática…pero ojo! éste no es el resultado de la maternidad, sino que es el resultado de las maternidades que llevamos hoy en día, solas, trabajando, sin ayuda y sin el momento que merecemos para estar junto a nuestros hijos y alejadas de esas esas “tribus” de contención y apoyo.

Hasta que llegó un día que me pregunté ¿cómo puedo a recuperar todo aquello que en los últimos dos años había perdido, como recuperar nuevamente el control de mi casa (de mi vida) y disfrutarla en la alegría y positividad con la que siempre la viví?

La vuelta

Así que a grandes preguntas, pequeñas respuestas.

No te voy a decir que: “entró un rayo de luz por mi ventana y me habló”, o que “escalé la montaña más alta del Tibet y ahí me iluminé”… Sino que simplemente y de forma natural me di cuenta que comencé a retomar poco a poco y orgánicamente las áreas y actividades que a mí me nutrían y que al apasioanrme, me ayudaban a desconectar del exterior y me conectaban más con mi interior:  Volví a retomar algunos proyectos de decoración, creé recetas naturales de limpieza para cuidar mi casa más de manera más sana y natural, realicé algunas limpiezas energéticas y estudios de Feng Shui en casa de amigas que me lo pedían.

¡¡Y ni te cuento todo lo que había aprendido leyendo sobre orden, organización y minimalismo!! (La magia del orden- Marie Kondo, Menos es más- Francine Jay, El arte de tirar- Nagisa Tatsumi, Dan Sha Ri – Hideko Yamashita, Goodbye things- Fumio Sasaki, ente otros). Con la cantidad de horas en soledad que había pasado en casa, pero lo más importante, fue que todo eso que había aprendido en los últimos años, lo estaba poniendo en práctica.

Cuando “fui ordenando y haciendo espacio”  me reencontré con la posibilidad de realizar algunos talleres por la zona, y poco a poco fui retomando ese contacto con mujeres a las que les pasaba lo mismo que a mi, pero que por sobre todo y lo más importante es que ahora las podía ayudar.

Y así, después de un trabajo muy arduo de coaching, aprendizajes,  introspección y de mirarme finalmente a mi misma y al desnudo, con todo mi bagaje y experiencia, sabía lo que deseaba en mi interior, así que ahora lo que quedaba era intentar plasmarlo, en éste nuevo proyecto que se llamaría “Una Mamá Holística”, ya que me había convertido en una nueva mujer, ahora madre y con un propósito de vida, de motivación diaria y de energía mucho más integral.

Actualmente realizo formaciones y workshops, y dirigidos a mujeres y madres que desean comenzar a recuperar el orden consciente de sus casas para recuperar su orden interno y bienestar.

Y ésto es algo maravilloso para mi.

Organiza tu casa para organizar tu vida.

Porque si tu estás feliz, los que amas también lo estarán.