ABOUT

Detrás de Una Mamá Holística:

Hola! me llamo Silvina, y si te apetece, aquí te cuento más sobre mi:

– Soy argentina de nacimiento, con parte de sangre italiana por mis venas y española de corazón, y por adopción.

– Desde que fui madre mi mundo cambió por completo, no es todo color de rosa, pero es maravilloso para mí.

– Como toda mujer tengo pasiones y mis más grandes pasiones son el universo de la creatividad,  el bienestar consciente y  la decoración con técnicas de Feng Shui.

– Tengo una Diplomatura en Diseño pero los últimos años me he volcado a estudiar en estudiar diferentes terapias alternativas, como técnicas de PNL y Coaching desde una perspectiva holística.

– Escribo en mi blog y colaboro en otros desde el año 2009, por lo que me encanta el mundo online y me considero un poco friki.

– En el 2011 monté la 1ª ecotienda de la zona cuando aún nadie sabía que era un producto ecológico, ni la chía o la quinoa!!

– Siempre fui una persona muy inquieta, de las que se apunta a 3 cursos a la vez…eso no ha cambiado mucho

– Como diseñadora y decoradora que soy, puedo perderme horas en tiendas de antigüedades, viendo objetos de decoración, o vintage, pero no me insistas en que vaya a un centro comercial en día de rebajas.

– Soy bastante soñadora, y también hiper positiva … pero también directa. Amante de los libros, los viajes,  las ideas creativas, y los DIY.

– Según mis conocidos, soy un poco “hierbas”, así que me las paso repartiendo infusiones o dando recetas naturales de lo que sea, porque siempre tengo un tip debajo de la manga.

– Desde pequeña he sido amante de la comida sana, batidos y todo lo “verde”, pero eso sí, no me pidas que deje el chocolate porque tendremos un grave problema.

– Me encanta la vida saludable y el aire libre, andar en bici y caminar por la playa con mi perrita Maggie y mi hija, Emma.

– Me encanta disfrutar de las cosas sencillas, desconectar dibujando, creando, leyendo o simplemente estar en silencio, un momento al día, y sólo para mí.

Bueno…pues ahora, que sabes más de mi..me gustaría saber algo de ti…¿Me escribes?

Mi vida normal

Siempre fui una persona totalmente independiente, creativa, curiosa y muy activa, sobre todo a nivel intelectual.

Me he formado en diferentes cursos, me dediqué muchos años al diseño y decoración, he tenido diferentes blogs (he comenzado en la blogsfera en el 2009) y hasta he montado mis propios emprendimientos, en el 2011 monté la 1ª ecotienda de la zona (cuando aún nadie sabía que era un producto ecológico, la chía o la quinoa) donde a la vez que realizaba todo tipo de talleres relacionadas a las terapias naturales y holísticas.

En esos momentos surgía dentro mi la llama de la maternidad, pero tenía tantas pasiones y proyectos que me volqué al 100% en ellos.

El cambio

Hasta que llegó el en el momento más grande que se puede producir en la vida de una mujer, y no es levantarse y verse delgada y estupenda ; ) ..sino que es la famosa “maternidad”.

Quedé embarazada de mi preciosa hija, Emma, quien llegó robándome por completo la vida y el corazón.

Pero es algo curioso lo que sucede cuando nos convertimos en madres, es que de pronto todo cambia y es como si vivieras otra vida.

Siempre te la cuentan, y tú escuchas incrédula y piensas por dentro: “bueno, pero que exagerada…no será para tanto”…pero my friend…sí que lo es y sí que te cambia la vida para siempre, ésta experiencia es total y arrolladora, aunque el amor que recibimos es grande e indescriptible.

A ésto, debía sumarle, que ni mi pareja ni yo, tenemos a nadie de la familia que nos dé una mano (si, a nadie …el familiar más cercano está a 1100 km), así que de repente, de tener hobbies, proyectos y cursos por doquier, me quedé sin nada de eso y ni un solo minuto para mí… como siempre había hecho…sumado al hecho del ritmo que nos lleva ésta sociedad actual, un ritmo desenfrenado, dónde ya no hay tiempo ni lugar para mimarnos y nutrirnos a nosotras mismas…

Dejé todo, porque prioricé la maternidad, y el cuidado de mi hija, y ésto es algo precioso y de lo que jamás me arrepentiré y me siento muy orgullosa, pero también es muy duro y solitario.

El resultado

Y así fue que a pesar de estar feliz como mamá, comencé a sentirme agotada, solitaria, frustrada y apática…pero ojo! éste no es el resultado de la maternidad, sino que es el resultado de las maternidades que llevamos hoy en día, sin ayuda y sin el momento que merecemos para estar junto a nuestros hijos y alejadas de esas esas “tribus” de contención y apoyo.

Hasta que llegó un día que me pregunté ¿cómo puedo a recuperar la alegría y positividad con la que siempre viví, y me conocen todos?

La vuelta

Así que a grandes preguntas, pequeñas respuestas.

No te voy a decir que: “entró un rayo de luz por mi ventana y me habló”, o que “escalé la montaña más alta del Tibet y ahí me iluminé”… Sino que simplemente y de forma natural me di cuenta que comencé a retomar poco a poco y organicamente las áreas y actividades que a mí me nutrían y que consideraba de desconexión: había realizado recetas naturales para los primeros problemas que aparecen en la infancia de los niños, volví a retomar algunos proyectos de decoración, creé recetas naturales de cosmética para volver a cuidarme, y pequeñas actividades que me gustaban. Cuando tuve un poco más de tiempo, me reencontré con los mandalas y poco a poco fui retomando esa parte creativa, que hoy, no sólo es para mi, sino que hoy, comparto con mi hija, y otras personas, lo cual me llena de placer y felicidad.

ACTUALMENTE, REALIZO FORMACIONES Y TALLERES DIRIGIDOS A MADRES Y MUJERES, QUE QUIERAN VOLVER A CONECTAR CON SU ESENCIA CREATIVA, PARA SENTIRSE MÁS PLENAS Y CONSCIENTES EN SU DÍA A DÍA.

Y ÉSTO ES LO QUE QUIERO COMPARTIR CONTIGO, ACTIVIDADES COTIDIANAS QUE TE PUEDEN AYUDAR A DESCONECTAR DE LO QUE NO TE SIRVE, DEL RUIDO TAN GRANDE EXTERIOR Y QUE TE AYUDARÁN A CONTACTAR CONTIGO MISMA Y CON LAS COSAS REALMENTE IMPORTANTES.

PORQUE SI TÚ ESTÁS FELIZ, LOS QUE TE QUIEREN TAMBIÉN LO ESTARÁ.